Personificación

De Glosario de Ascensión
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

A medida que avanzamos en los próximos cinco años, que se definen como la etapa de Morfogénesis del Ciclo de Ascensión, nos encontramos con una recalibración geomagnética drástica y cambios estructurales dentro de la arquitectura planetaria, que dan inicio a nuevas etapas de consciencia superior disponibles para Personificar/Encarnar físicamente, a través de múltiples capas de reconocimiento. A medida que se reconectan más circuitos internos entre las capas multidimensionales de la mente, las divisiones que existían entre las capas del cuerpo mental comienzan a fusionarse y unificarse, lo que potencialmente cambia las experiencias perceptivas de cada individuo, a medida que comienzan a personificar dimensiones más únicas de consciencia personal. ¿Qué sucede cuando las corrientes de la mente inconsciente, el Cuerpo de Dolor y la mente astral comienzan a fusionarse con las percepciones de la mente consciente del individuo y con la conciencia colectiva?

Teóricamente, el resultado es una Personificación/Encarnación básica que comienza a fusionarse con la integración del Alma dentro de la expresión del vehículo físico. Sin embargo, en el próximo ciclo de cinco años estamos a punto de descubrir cómo eso se ve a escala masiva. Ese contenido que ha existido en las corrientes de inconsciencia colectiva inferior, o consciencia que existe dentro del estado de estasis del sueño, está despertando ahora y haciéndose más consciente, emergiendo a niveles globales. La apuesta se ha elevado, lo que significa que todos tenemos que mejorar nuestro juego, ya que estamos siendo empujados al siguiente nivel de nuestro desarrollo espiritual, sin importar en qué etapa nos encontremos, debemos personificar mayores niveles de Consciencia. Nos estamos adaptando para vivir en la incomodidad del vacío, entrando en el estado de nada (no-tiempo, no-espacio, no-forma, no-cosa) a medida que disminuimos profundamente la densidad, para poder anclar en nuestra nueva ubicación en la línea de tiempo. Como resultado, nuestros biorritmos y estilo de vida pueden cambiar drásticamente este año. Se trata de ¡Personificación o fracaso!

Cuando integramos y encarnamos más aspectos del ser superior multidimensional, también accedemos a las dimensiones superiores de la consciencia, por lo que nuestra experiencia y percepción del reino físico cambia enormemente. A medida que nos aclimatamos a los cambios planetarios actuales, puede sentirse increíblemente desorientador y físicamente incómodo, y a veces podemos experimentar una gran presión energética dentro del cuerpo, que puede ser abrumadora. Las sensaciones de presión masiva ejercida sobre el cuerpo físico se han descrito como incompatibilidades de oscilación a vibración, otro síntoma de la Ascensión. Esto ocurre durante el proceso de Personificación a medida que soportamos la recalibración electromagnética entre las capas de partículas de la vibración de la materia y las oscilaciones de frecuencias más altas a lo largo de los niveles del plano de consciencia colectiva.

En cualquier nivel de consciencia y proyecto personal con el que hayamos encarnado en la Tierra, cada ser humano está siendo empujado al siguiente nivel de su proceso de Personificación personal, para cumplir con su potencial de identidad espiritual superior. Para cada persona, el proceso de Personificación es único y, sin embargo, la mayoría de la consciencia colectiva en la Tierra está pasando por etapas de fusión de la tríada álmica, con fases de integración relativas para finalmente encarnar las capas del Alma. La presión para encarnar se experimentará de manera diferente para muchas personas en 3D, que pueden experimentarla como ansiedad interna intensa o síntomas físicos que se pueden etiquetar fácilmente como problemas médicos, pero no pueden llegar a la raíz de la causa. Esta fase es más difícil para aquellas personas que están internamente polarizadas hacia su masculinidad, y han cerrado los sentimientos sensoriales que los desconectan de su consciencia corporal general. El cuerpo físico es extremadamente importante durante esta etapa, ya que lo que estamos aquí para cambiar en la Tierra sólo puede suceder mientras permanecemos dentro de un cuerpo humano en Ascensión.

Se requerirá que muchas personas disminuyan la velocidad y se relajen efectivamente, para simplificar sus vidas y simplemente respirar, e incluso para aislarse de los demás a medida que continúa la presión para personificar auténticamente al ser superior. En las primeras etapas hacia la Personificación, muchas personas deben reducir la velocidad y conservar energía para liberar bloqueos guardados en el cuerpo físico, que han sido condicionados por los hábitos nocivos acumulativos en la sociedad 3D, tal como los patrones de dolor emocional o ansiedad mental debido a un alto nivel de estrés o situaciones de presión. Para lograr una encarnación exitosa, sin enfermarnos de estrés y sin sentirnos presionados, debemos rendirnos a la relajación y aprender a desarrollar el Autorreconocimiento corporal, para experimentar las sensaciones y sentimientos que ocurren en los movimientos de nuestro cuerpo físico.

Patrones Biológicos

La Personificación se trata de reconocer nuestros propios patrones biológicos, sus orígenes, y abrirnos a las posibilidades de cómo podemos trabajar para limpiarlos y sanarlos. ¿Cuál es la sabiduría que nuestro cuerpo nos comunica ahora? Cuando escuchamos las necesidades de nuestro cuerpo y estamos dispuestos a desarrollar el Autorreconocimiento corporal en el momento presente, estamos abriendo nuestro corazón para registrar sensaciones e impresiones sentidas profundamente. El Autorreconocimiento corporal abre la posibilidad de un conocimiento celular directo que transmite información inteligente. También estamos aprendiendo la importancia del autocuidado y el amor propio como los componentes básicos necesarios para cultivar un mayor desarrollo espiritual y emocional, lo cual finalmente nos permita experimentar una encarnación auténtica.

Cuando estamos en el proceso de Personificación, nos estamos conectando a la parte más auténtica de nosotros mismos en el momento, permitiendo la observación honesta de las sensaciones, emociones y sentimientos que están tomando lugar en nuestro cuerpo, sin juicio ni supresión. Al permitirnos personificar la mayor frecuencia que podemos sostener, nos disponemos a estar completamente presentes con nuestras experiencias de vida y, por lo tanto, nos sentimos más arraigados, centrados y conectados en nuestra vida y con los demás. Nuestro cuerpo físico posee la inteligencia y los sentimientos que nos brinda el mapa para desbloquear a nuestro ser auténtico, eliminando las capas de patrones dolorosos o negativos, si estamos dispuestos a observarnos y esforzarnos.

Este año comienza el cambio en la Ley de Estructura del cuerpo planetario, que afecta la calidad de la materia prima, la calidad de la energía de consciencia utilizada, junto con la calidad de la intención que se manifiesta a través de un ser humano en el ámbito físico. Este tema explora la Personificación a lo largo de la creación, la incorporación de materias primas puras, consciencia pura y espíritu a la materia, que ha permanecido protegida de la corrupción de inteligencia artificial. Este año nos brinda oportunidades para explorar cómo estos cambios estructurales en la energía a la materia impactan nuestras manifestaciones, y cómo nuestros proyectos de Trabajo de Luz están siendo protegidos de ataques negativos a través de la práctica dedicada de los principios de la Ley de Unidad. [1]

La Personificación comienza con el Autorreconocimiento del Cuerpo

Por lo tanto, la verdadera Personificación o Encarnación únicamente ocurre cuando los cuerpos de consciencia superior pueden ingresar al reino físico; esto significa que nuestra Consciencia ha de alinearse, encarnar y asentarse completamente dentro del cuerpo físico mismo. Actualmente, los cambios estructurales como resultado de la bifurcación dentro de los reinos planetarios pasados, presentes y futuros, impactan a todos los seres humanos hacia mayores niveles de personificación de su Alma, capas espirituales monádicas y superiores.

La Personificación consiste en volvernos más conscientes y lograr autorreconocer nuestro cuerpo y nuestra mente, y cómo funcionan realmente juntos en asociación directa con nuestro nivel de acceso a la Consciencia. A medida que ascendemos, nos estamos volviendo más conscientes de nosotros mismos, mediante una experiencia en primera persona que reconoce más de lo que realmente está sucediendo dentro de nuestro cuerpo y nuestra mente, al mismo tiempo que viajamos dentro de una experiencia de consciencia grupal. A través de la autoobservación dedicada, podemos prestar atención a muchas capas diferentes de patrones de consciencia, reacciones y estímulos que ocurren simultáneamente y se extienden por los cuerpos físico, mental, emocional o espiritual. Las primeras etapas de los niveles de Personificación auténtica dependen del desarrollo del Autorreconocimiento, ya que cuanto más nos conocemos a nosotros mismos y conocemos nuestro cuerpo y cómo funciona, más profundamente podemos ingresar en las etapas de personificación o encarnación espiritual. Si no observamos nuestras motivaciones más profundas, aquello que nos decimos a nosotros mismos o prestamos atención a nuestras reacciones corporales, no podremos realmente conocernos a nosotros mismos; esto genera una desconexión interna que bloquea el proceso integral de encarnación.

La Personificación comienza a ocurrir dentro de las capas de consciencia a medida que uno comienza a reconocer aquello que el cuerpo está haciendo durante una variedad de contextos diferentes que encontramos en nuestra vida cotidiana. Esto se refiere a las distintas situaciones, experiencias, relaciones, a nuestros recuerdos e historia, a las lentes sociales y culturales de nuestra personalidad con las cuales filtramos y damos sentido a aquello que el mundo nos presenta. A través de todas estas capas de contexto a las que estamos expuestos, tenemos muchos recuerdos y creencias registradas en nuestro cuerpo físico y sistema nervioso a partir de las experiencias que vienen con esas sensaciones y sentimientos, que están todos interconectados. Por lo tanto, la Personificación va de la mano con un Autorreconocimiento dedicado y con el compromiso de situarnos en la consciencia o Posición de Observador, observando y escuchando a nuestro cuerpo y nuestra mente mientras prestamos atención exactamente a lo que está haciendo y sintiendo en cada momento. Aprendemos que los contenidos y creencias de la mente se reflejarán en nuestras reacciones inconscientes o automáticas a cualquier estímulo externo, y así observamos estas reacciones, porque queremos conocernos más profundamente para estar libres de bloqueos inconscientes que impidan nuestra personificación de mayores niveles de Consciencia.

La primera etapa de la encarnación auténtica comienza con momentos de concentración o enfoque saturado en el momento presente de la consciencia en relación con las sensaciones del cuerpo, lo cual nos permitirá reconocer el lenguaje, los sentimientos y las reacciones de nuestro cuerpo, que son el reflejo total de los contenidos enterrados en nuestra mente. Las reacciones automáticas en nuestro cuerpo pueden notificarnos acerca de un contexto o una creencia más profundos que se transmiten dentro de un área de la mente, y este contenido toma forma de alguna manera en la postura, los gestos o los movimientos del cuerpo. La mayoría de las personas están desconectadas de la relación unificada que existe entre su cuerpo y las capas de su mente, por lo que cultivar un Autorreconocimiento más profundo de las sensaciones y movimientos del cuerpo, al mismo tiempo que observamos los sentimientos más profundos y complejos que surgen, es importante para desarrollar el conocimiento de nosotros mismos y así progresar a las etapas hacia las etapas superiores del proceso personificación o encarnación.

El cultivar la consciencia corporal de esta manera nos permite realizar cambios positivos en nuestro crecimiento personal, porque desde la observación logramos darnos cuenta de aquello que necesitamos cambiar para estar más saludables o más equilibrados. Es casi imposible llevar a cabo cambios positivos en nuestras vidas cuando no somos conscientes de los cambios que necesitamos hacer, simplemente porque desconocemos las áreas que necesitan mejoras. Si una persona tiene poca consciencia del cuerpo, y eso se combina con un bajo nivel de Autorreconocimiento respecto a las consecuencias de sus pensamientos y acciones, en general, esa persona no logra tomar consciencia de aquello que necesita hacer para liberarse del dolor o ayudarse mejor.

En consecuencia, desarrollar nuestro Autorreconocimiento en el momento presente, prestando atención a nuestro cuerpo, es la clave para realizar cambios positivos dentro de nosotros mismos que puedan generar impactos positivos y mejoren en gran medida la calidad de nuestras vidas. A medida que tenemos más consciencia del momento presente del cuerpo, comenzamos a experimentar el cuerpo físico que habitamos, sabiendo que es el vehículo para que nuestra mente, consciencia y espíritu se expresen a través del tiempo. Todo lo que experimentamos tiene un mayor propósito para las lecciones y la obtención del conocimiento sobre el viaje de nuestro espíritu interior en el mundo material. A medida que comenzamos a experimentar este conocimiento interior como una realidad en nuestra vida cotidiana, personificamos mayores niveles de Consciencia, conectándonos con aspectos superiores que encuentran expresión a través de nosotros, para expandir nuestra consciencia y la frecuencia que somos capaces de sostener. Estamos creciendo continuamente, aprendiendo más sobre nosotros mismos y adoptando cambios en el proceso de ser auténticos a un nivel más profundo.

• Personificación o Encarnación significa reconocer cómo se siente estar en tu cuerpo y reconocer esos sentimientos, prestando atención a los patrones recurrentes que puedan estar desempoderándote o limitándote. Sólo cuando podemos ver estos patrones y cómo nos influyen, tenemos la posibilidad de cambiarlos.

• Dedícate a explorar un mejor Autorreconocimiento del cuerpo a través de la observación de tus sensaciones, sentimientos y experiencias, según toman lugar en tu cuerpo de momento a momento. Presta atención a las impresiones que sientes en los movimientos y reacciones corporales, ¿dónde está tu cuerpo manteniendo estrés?¿dónde sientes que se contrae? ¿En qué parte de tu cuerpo te sientes más relajado y abierto? ¿Qué puedes hacer para conectarte más profundamente con el Autorreconocimiento de tu cuerpo?

• Reduce la velocidad y encuentra formas de mover tu cuerpo que se sientan positivas y alegres, tal como bailar, nadar, respirar profundamente, conectarte con la naturaleza y permitir que algo inofensivo se sienta placentero y agradable.

• Practica y explora lo que significa estar encarnado, siendo auténtica y fiel a tu experiencia en cualquier contexto en el que te encuentres. Tus experiencias son válidas e importantes en el proceso de encarnación auténtica. Cuando negamos los sentimientos y las experiencias que hemos tenido, negamos la verdad, lo cual bloquea la encarnación de frecuencias superiores.

• Haz el compromiso de personificar los mayores niveles de consciencia que puedas sostener, siendo tan auténtica y veraz como sea posible en todas las circunstancias de tu vida. A medida que evoluciones y cambies, tu versión de expresión auténtica también seguirá creciendo y cambiando. Acepta el cambio según sea necesario para una encarnación auténtica, y continúa hacia adelante.

• Haz caso omiso de las etiquetas de los temas aceptables o no aceptables que describen términos que son espirituales, conscientes o despiertos, en positivo o negativo. En lugar de ello, concéntrate completamente en lo que sientes en el momento presente y encuentra la expresión más auténtica y compasiva que puedas sostener.

• Presta atención a las reacciones en tu cuerpo, ya que revelan lugares donde aún puedes estar escondiendo algo de ti misma y de los demás, porque tienes miedo. Mantente dispuesta a enfrentar aquello que puedas estar ocultando e intenta describirlo para poder aprender a superar el miedo que lo alimenta.

• Cuando las personas en nuestra vida, como amigos o familiares, se relacionen con nosotros en imágenes pasadas o de maneras no auténticas, invítalos amablemente a conocer su verdadero ser, comparte algo tuyo que sea auténtico y luego pídales que sean auténticos contigo. En el proceso de Personificación, queremos relacionarnos con otros que también valoran la autenticidad y que apoyan este camino junto con nosotros.

• Participa en actividades centradas en la consciencia corporal. Investiga sobre terapias y material educativo en línea que puedan serte de ayuda ahora. Encuentra áreas que te interesen, tal como el trabajo corporal, la liberación fascial y tisular, la terapia somática, los métodos que se centran en personificar el momento presente a través de la conexión a la Tierra, la respiración, la postura, la percepción perceptiva, la hidroterapia, la mente neutral y la meditación.

Cuando nos permitimos ser totalmente honestos con la forma en que nos sentimos en nuestro cuerpo, podemos estar presentes en el proceso de encarnación y luego podemos comenzar a observar aquellos lugares que necesitan nuestro amor y nuestra atención, para que puedan sanar y recuperarse. El cuerpo nos informa cuando algo no es saludable y que algo en nuestro cuerpo o en nuestra vida necesita cambiar para volver a equilibrarse y sanar. Por lo tanto, debemos aprender a amar y a conectarnos con nuestro cuerpo físico mientras escuchamos los mensajes que nos ofrece, sintonizándonos con aquello que el cuerpo necesita para mantenernos equilibrados, saludables y personificando los mayores niveles de consciencia que podemos sostener. [2]

Referencias

Consulta también:

Ley de Estructura

Guerra sobre la Consciencia

Notas

Traducido por: Karen Noack.

Texto original de Lisa Renee (publicado en https://ascensionglossary.com/index.php/Embodiment)