Corazón de Consciencia Kristal

De Glosario de Ascensión
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Durante este tiempo, es de vital importancia explorar y comprender el funcionamiento de nuestro Corazón Sagrado de Consciencia Kristal, nuestro corazón puro, que contiene los sentimientos y el lenguaje que se comunica directamente con la Fuente de Dios y nos ofrece el don de experimentar amor y paz incondicionales. Cuando la resonancia del Corazón Sagrado está funcionando, podemos percibir y sentir profundamente algo con mayor consciencia, a partir de una determinada firma energética a nuestro alrededor. La capacidad de percibir y sentir energías forma parte de las funciones superiores del complejo del corazón; y es la manera en que el corazón, como órgano de percepción, debería funcionar dentro de todas las personas.

Por lo tanto, el sistema de órganos más importante y el componente del cuerpo de luz espiritual para cada persona en la Tierra es su complejo del Corazón Sagrado de Consciencia Kristal, que funciona para recibir y transmitir las fuerzas omnidireccionales del amor, y a través de las cuales surge la sabiduría interna del conocimiento celular. Todos tenemos una brújula interna que es nuestro sistema de guía espiritual, el cual está basado en las fuerzas del amor que fluyen desde el interior de nuestro complejo del corazón. Nuestro Corazón Sagrado de Consciencia Kristal nos llevará a un lugar seguro y será la mejor opción para nosotros en cualquier momento dado, si podemos calmar la mente y escucharlo realmente. La crisis a la que se enfrenta la humanidad es la crisis de consciencia que se genera a partir de la falta de amor y de los corazones cerrados, así como la falta de autoconsciencia para saber cuál es el motivo profundo de nuestros comportamientos. A través de la apertura de nuestro Corazón Sagrado de Consciencia Kristal, también obtenemos un mayor conocimiento de nuestra salud mediante el mantenimiento de nuestro equilibrio energético, que sirve como fuerza sanadora que transmitimos para convertirnos en verdaderos agentes de sanación espiritual en este mundo.

Las fuerzas del amor son una con el Espíritu del Dios Eterno que reside dentro de nuestro Corazón Sagrado de Consciencia Kristal y son, sin excepción, las fuerzas más potentes de sanación y armonización disponibles en este planeta. Al encontrar el verdadero amor que existe dentro del ser, el complejo del Corazón de Consciencia Kristal se activa desde el cuerpo de luz, que está diseñado para atraer y encarnar las más altas cualidades de la inteligencia espiritual del alma.

El cuerpo terrestre funciona como el complejo del Corazón Sagrado de Consciencia Kristal para todo el Sistema Solar, y por eso es más importante ahora que nunca que la humanidad trabaje conscientemente para abrir sus corazones a fin de elevar a todo el planeta, lo cual incluso eleva la consciencia en los mundos que existen más allá. Durante el Ciclo de Ascensión, a medida que la humanidad aumenta y expande la consciencia colectiva de la raza, los impactos se extienden e impactan a los mundos vecinos y a otras especies. Abrir el Corazón de Consciencia Kristal significa dedicarse a aprender a ser Amor, amarnos a nosotros mismos, amar a los demás, amar la Tierra y a sus criaturas. Los grupos de almas que encarnan en la Tierra reciben la impresión del ADN planetario, el cual contiene configuraciones únicas del corazón en su cuerpo de luz individual, en base a la plantilla del Sol Diamantino y que además contienen el principio del Corazón Krístico Cósmico. El ADN físico que se ha modificado mediante procesos de hibridación alienígena en las dimensiones inferiores, a través de la manipulación genética genética directa, puede corregirse. El complejo del corazón puede conectarse con la inteligencia espiritual superior y anular estas distorsiones al espiritualizar el cuerpo emocional en un alma. Esto es cierto para todos los ADN de reptiles y mamíferos, incluso cuando representan principios diametralmente opuestos. Este potencial permanece latente hasta que el individuo elige evolucionar hacia un estado más despierto y más amoroso, buscando una relación significativa con Todo-Lo-Que-Es. El principio del Corazón Krístico Cósmico está basado en el género, y genera el hermanamiento de la llama del corazón interno y externo, un complejo cardíaco masculino y femenino que se unen para fusionarse en la Unidad. Esto se puede lograr a través del proceso de ascensión espiritual biológica en la Tierra que naturalmente evoluciona hacia el hermanamiento de la llama del corazón interno entre los principios de género, circulando y generando fuerzas de amor omnidireccional a través de la unión hierogámica.

Durante las iniciaciones espirituales, las cuales durante el Ciclo de Ascensión ocurren más rápidamente, el aspecto más crítico del despertar consiste en aprender cómo abrir el Corazón de Consciencia Kristal y sentirse cómodo con una gama cada vez mayor de espectros emocionales resolviendo conflictos emocionales. Cuando abrimos nuestro corazón de cristal, comenzamos a trabajar con poderes espirituales que son fuerzas vivas conscientes en sí mismas, tal como las cualidades basadas en el corazón de sentir y expresar Compasión, Empatía, Perdón y generosidad hacia los demás.[1]

Referencias

Ver también

Ley de la Unidad