Ley de Vibración

De Glosario de Ascensión
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

• Correspondencia astrológica – Acuario, Piscis Austrinus – Aire – Urano, Logos Solar

Chakra y Esfera 12, Mente Avatar del Cuerpo Avatar.

• Estrella Real – Formalhaut

Esta Ley Natural describe el principio de que todo está en constante movimiento y que nada descansa, y todo vibra a una velocidad que es más rápida o más lenta, y también gira, lo que conforma una tasa de vibración-frecuencia. La descripción de la Ley de Vibración va más allá del reino material y hacia un reino en el que todo es energía consciente. Todo en nuestro universo consiste en capas de frecuencia vibratoria apiladas a lo largo de las escalas dimensionales. La energía es consciencia, que se contrae o expande para mantener o aumentar su tasa de frecuencia. El proceso de qué tan rápido o lento la energía se contrae hacia su punto central del campo fuente constituye la tasa de vibración. La combinación tanto del patrón de vibración (contracción) como de la velocidad de Oscilación (expansión) es lo que determina la tasa de frecuencia de todas las energías y cosas.

Si la tasa de esa vibración de frecuencia cae por debajo o por encima de cierta intensidad, se vuelve inconmensurable o invisible para los sentidos humanos básicos. Lo primero que es importante entender es que todo lo que existe, ya sea que lo veamos o no, desglosado en su forma más simple y básica, consiste en una tasa de frecuencia-vibración. En los niveles más altos y en los niveles más bajos existen infinitas manifestaciones, todas ocurriendo a octavas de vibración variables, cada una con su propia firma energética y calidad de manifestación. Es importante darse cuenta de que cada sustancia, cuerpo y ser vibra a su propia frecuencia y que la vibración se amplificará enormemente cuando sea estimulada por una frecuencia de resonancia similar o compatible. El resonar con las fuerzas positivas de la vida, las fuerzas del bien, las fuerzas de la Gratitud, las fuerzas del Amor, amplificarán estas resonancias y fortalecerán nuestro cuerpo dramáticamente. El resonar a través del ego con las fuerzas negativas del miedo, el enojo, la frustración y la resistencia a lo que es, también amplificará enormemente esas perturbaciones en nuestro cuerpo.

Podemos aplicar la primera Ley de Mentalismo para cambiar nuestros pensamientos a fin de cambiar nuestro estado mental a un estado positivo que tenga una vibración más alta. El dirigir nuestro enfoque hacia estados benevolentes, positivos y frecuencias más altas, con un esfuerzo de aplicar la voluntad personal para cambiar la vibración, se denomina Transmutación Mental.

Este principio explica que la distinción entre las manifestaciones de los planos de materia, energía, mente y espíritu son el resultado de vibraciones únicamente diferentes en una escala de frecuencia. Cuanto mayor sea la energía de una persona en la escala, mayor será la tasa de vibración que personificará o con la cual interactuará.

En las dimensiones superiores, a una velocidad de Vibración más alta, la velocidad y la intensidad son tan rápidas que puede parecer que la entidad se desliza sin esfuerzo pero sin moverse, como una rueda giratoria en su lugar que parece perfectamente estable. Y en los niveles más bajos de vibración, los objetos se mueven tan lentamente que parecen estar totalmente estacionarios e inmóviles. Entre estos dos estados del ser, existen infinitas manifestaciones, todas ocurriendo en octavas de vibración variables, cada una con su propia firma única.

La Ley de Vibración se magnifica por la importancia de su posición en nuestra Matriz de Tiempo Universal y, en última instancia, está regida por el regreso del Logos Solar. Esta Ley se manifiesta como el Guardián de la dirección Sur en la arquitectura del Pilar que forma un lado de las Cuatro Direcciones Cardinales (N-S-E-O) que se miden en el Ciclo del Tiempo Cósmico. Es por eso que Fomalhaut se conoce como el Guardián del Sur, y es una de las direcciones cardinales establecidas de las Cuatro Estrellas Reales. [1]

La energía es Consciencia, que se contrae o expande para mantener o aumentar su Tasa de Frecuencia. El proceso de qué tan rápido o lento la energía se contrae hacia su punto central del campo fuente constituye la tasa de Vibración. La descripción de la Ley de Vibración va más allá del reino material y hacia un reino en el que todo es energía consciente. Una Ley Natural Universal que establece que “nada descansa; todo se mueve; todo vibra, lo cual forma una tasa de frecuencia.“ Cuanto menor (o más baja) sea la vibración, más lenta será la vibración; cuanto mayor (o más alta) sea la vibración, más rápida será la vibración. La diferencia entre las manifestaciones de lo físico, mental, emocional y espiritual resulta simplemente de los diferentes niveles de energía vibratoria, o frecuencias. De modo que, mientras que los sentimientos de miedo, dolor y desesperación vibran a un índice o Tasa de Frecuencia muy baja, los sentimientos de amor, alegría y gratitud vibran mucho más rápido a una tasa de frecuencia más alta.

La consciencia es vibración

La energía de Consciencia (vibración) consiste en un patrón de frecuencia distintivo, que está interconectado y se transmite y recibe en forma inmediata, sin concepto de espacio o tiempo, cuando se libera en el planeta. La Vibración de consciencia no se limita al tiempo y al espacio. Vastas cantidades de cualidades de la frecuencia vibracional existen como una capa de consciencia omnipresente en el universo entero. Todo en nuestro universo consiste en capas de frecuencia vibratoria apiladas a lo largo de las escalas dimensionales. Si el índice o la tasa de esa vibración cae por debajo o por encima de cierta intensidad, se vuelve inconmensurable o invisible para los sentidos humanos básicos. Esto significa que está más allá de la capacidad de percepción a través de los cinco sentidos básicos, como las tasas de frecuencia de luz que están fuera del espectro de luz visible. Y por supuesto, el hecho de que no podamos percibir estos rangos de Vibración o frecuencia de consciencia no significa que no existan. Sólo significa que no podemos percibirlos con nuestros sentidos físicos.

Lo primero que es importante entender es que todo lo que existe, ya sea que lo veamos o no, desglosado en su forma más simple y básica, consiste en una Tasa de Frecuencia / vibración. Comencemos con la observación de alto tan simple como un trozo de papel. Al levantarlo y mirarlo, parece ser un objeto sólido que puedes sentir con los cinco sentidos humanos básicos de la vista, el tacto, el gusto, el olfato y el oído. Si arrancases un pequeño trozo de la esquina y lo colocases bajo un microscopio, encontrarías que ahora parece transformarse en una forma diferente a cuando lo sostenías en tu mano o cuando estaba sobre la mesa. Al observarlo de cerca, encontrarás que parece haber movimiento en su interior. El movimiento que ves son millones de formas individuales de materia microscópica que forman la hoja de papel, que se llaman moléculas. Todo en nuestro mundo que puedes sentir con los cinco sentidos humanos básicos está compuesto por trillones de estas pequeñas moléculas.

Ahora, si tomásemos una de esas moléculas y la colocásemos bajo un microscopio mucho más poderoso observarías, a través de la lente, que parece haber movimiento dentro de la molécula. Este movimiento es creado por algo conocido por la comunidad científica como átomos, que si se descomponen y analizan más a fondo y consisten en un protón, que está en el centro y un electrón que gira constantemente alrededor del protón, creando un patrón vibratorio (energía). Todo lo que existe, ya sea físico (que se ve) o no físico (que no se ve), contiene alguna variación de átomos y partículas subatómicas. Al colocar juntas las cantidades variables de cada uno de estos protones y electrones, se generan varias conformaciones o energías que determinan la forma o tasas de frecuencia vibratoria. Dependiendo de las cantidades específicas de cada uno de estos ingredientes subatómicos, todo fenómeno físico que se pueda ver, ya sean experiencias tangibles y medibles u objetos, estas estructuras subatómicas determinan si lo que se observa es sólido, líquido o gaseoso. Las cantidades específicas de estas partículas subatómicas combinadas con su tasa de vibración también determina si se puede sentir con los cinco (5) sentidos humanos básicos o no. Independientemente de su forma, todo lo que existe, visible e invisible, consiste en una tasa de vibración. En otras palabras, lo que ves en la vida física no es tan sólido como parece ser. TODO es una masa vibrante de energía.

Vibración Universal

Todo lo que existe debe generarse desde un Punto Central de Consciencia Universal, la Fuente Original a partir de la cual esa vibración existe. La Fuente Divina, el Punto Central de Toda Unión, es conocida por muchos nombres entre la gente de nuestro mundo. Esta Consciencia Universal es LA Fuente Divina de Todo lo que Es, fue o será. Aunque se lo conoce de muchas maneras diferentes, independientemente de los nombres que le dé la humanidad, esta Fuente existe y siempre está presente de alguna forma en todos y en todo. Cada uno de nosotros, como un ser individual, somos una parte integral pero individual de esta Consciencia Universal de Dios, y colectivamente formamos una parte de la totalidad de la Vibración de la Consciencia Universal, al igual que una gota de agua es parte y constituye el cuerpo de agua en un océano. También hay muchas capas de campos vibratorios que se reducen a formas más pequeñas de los Reinos Galáctico, Solar, Planetario, Humano, Animal, Vegetal y Mineral de la Tierra, todas agrupaciones de campos de consciencia colectiva que vibran de manera única y que se interconectan en la Vibración de Consciencia Universal. La humanidad y todo lo demás dentro de nuestro universo, en nuestra forma más básica, existe como un arreglo único de frecuencia vibratoria que se generó originalmente desde esta Consciencia Universal, la Fuente Central y Original de toda vibración existente.

Referencias

Consulta también:

Ley de Resonancia

Árbol de la Vida Universal

Ley de Transcendencia

Magnum Opus

Video sobre Frecuencia y la Ley de Vibración (en inglés)

Notas:

Traducido por Karen Noack.

Texto original de Lisa Renee (publicado en https://ascensionglossary.com/index.php/Law_of_Vibration)