Abuso de Principios Espirituales

De Glosario de Ascensión
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

Definimos al Abuso de Principios Espirituales como todas las formas ocultas de engaño y manipulación intencional, aplicadas con la intención de controlar las mentes de otras personas, para creer en el contenido abusivo que es les es proyectado mentalmente, el cual está siendo generado desde ellos mismos, siendo esto un claro ejemplo de Abuso Ritual Satánico o ARS. Los métodos de ARS están basados en el trauma, y son empleados con el fin de controlar por completo la mente y así tomar el control total de las personas, como también para abusar de sus cuerpos y almas. Por eso dentro de todas las estructuras de Control Mental usadas en la Tierra, los arquitectos detrás de esto, abusan de principios espirituales para así poder aislar este sistema de control mental de la verdad de Dios, Alma o Espíritu. Su agenda es deshumanizar a los seres humanos, aclamando que el Alma no existe, degradando a la gente intencionalmente para que no creamos que somos seres espirituales. Su agenda es deshumanizar a todos los seres humanos para que así nos convirtamos en animales, capaces únicamente de reaccionar como animales. Esta forma de vida en sí no es valorada ni reverenciada, de modo que la tortura y matanza de cualquier forma de vida se ha vuelto más fácilmente aceptable socialmente.

Un principio muy importante de entender, el cual es usado por las fuerzas oscuras del Satanismo para controlar a todas las personas en este planeta es incitar miedo, ira y confusión hacia cualquier concepto que describa la naturaleza de Dios, el Alma y el Espíritu. Cuando las personas están constantemente esclavizadas por formas de dolor, trauma, profunda pena y pérdida, cuando sienten que su única opción es ser víctimas o convertirse en victimarios, entonces las personas pueden se manipuladas fácilmente para cometer e imponer cualquier tipo de comportamiento abominable y acciones depravadas. A través del odio a sí mismo de las personas, las fuerzas espirituales oscuras de odio son dirigidas hacia la vida y hacia todas las cosas que son sagradas a la naturaleza del Alma. Esto se expresa a través de la falta de empatía de las personas, a partir de lo cual no tienen ningún tipo de consciencia moral ante el dolor, daño y sufrimiento que causan. Estas creencias y acciones destructivas hieren de manera profunda la mente, el cuerpo y el Alma de esas personas, incluyendo las personas quienes fueron subyugadas a la influencia obscura o reinado de terror. Las personas (incluyendo su niño interno) pueden verse consciente o inconscientemente condicionadas a creer que están condenados a vivir en un mundo infernal diseñado por un Dios lleno de odio, quien nos hace sufrir terriblemente porque somos criaturas malas y pecadoras. Esto es lo que muchas religiones han profesado a las masas. Por este motivo, el Plan de Alienígenas Negativos hace grandes esfuerzos para perpetuar el control mental global, a fin de asegurarse que la gente de la Tierra crea que Dios los ha rechazado; o que los Dioses son violentos y malvados y deben ser asesinados, o que la naturaleza de Dios y el Alma son inexistentes y son conceptos fabricados por las mentes delirantes de las religiones de tiranía. Así el [[Plan de Alienígenas Negativos[[ prepara el control mental, el rechazo de la humanidad de su propio espíritu interno como Dios. Cuando odiamos a Dios o tenemos conceptos acerca de la naturaleza de Dios que están basados en el miedo, estamos rechazando violentamente nuestra propia luz del Alma, a través de esa misma fuerza de odio con la cual hemos sido programados.

La Agenda Completa de Abuso Ritual Satánico a Nivel Mundial

A pesar de que es incómodo de comprender, existe una agenda de Abuso Ritual Satanico (ARS) que promueve los principales métodos detrás de la Estrategia de Engaño Arcóntico, cuya operación es fácilmente observable en una variedad de estructuras sociales, tal como en el sistema médico. Una vez que estamos informados de cómo funciona este método para crear sociópatas, como es reforzado en la mente inconsciente de las personas, nosotros podemos salvaguardarnos de ser manipulados. Nuestro conocimiento informado y nuestra entrega espiritual de servir a nuestra más alta expresión, es lo que fundamentalmente nos protege de ser usados y abusados de manera inconsciente. Por esta razón, hemos resumido la receta básica de preparación o capacitación para mentes sociópatas a través de métodos de ARS:

Traumas Basados en Control Mental para la Esclavización: Crear intencionalmente condiciones que manifiesten tanto dolor, tortura y trauma como sea posible en las etapas iniciales de la niñez, y reforzar e incrementar la reacción al trauma en etapas de la adultez, de tal manera que el abuso espiritual sea normalizado y aceptado dentro del ser, los demás y en las estructuras sociales. El ARS está basado en el trauma de control mental para esclavizar a las personas.

Abuso de Principios Espirituales con el Fin de Rechazar al Alma: Abuso de principios espirituales en todas las formas de control social, orientado a aislar y desconectar dicha estructura social y su gente, evitando que sienta su co-existencia natural con una consciencia espiritual unificada. Pretende alimentar el odio a sí mismo y el odio a aquello que es más sagrado en cuanto a los principios espirituales de Dios. Condiciona a las personas a cometer de manera inconsciente actos graves hacia ellos mismos y hacia los demás, sin sentimientos de culpa o responsabilidad. Para ello, introduce y refuerza una variedad de creencias ideológicas antiálmicas a nivel público. El control mental del ARS es usado para agitar a las personas, para hacerlas sentir rechazadas, enojadas y victimizadas, con deseos de retaliación ante sus opresores (u otros a quien culpar), lo cual les prepara para mantenerse atados a un estado de servidumbre y esclavización de la consciencia.

Disociar, Fragmentar y Deshumanizar a las Personas: Cuando las personas experimentan demasiado dolor o trauma por abuso (especialmente cuando los episodios de trauma son repetidos y no se tiene la oportunidad de sanar), ellos se disociarán de su cuerpo y de la realidad para poder encontrar cierto alivio. En el momento de disociación, ellos se fragmentan en su mente, en capas emocionales y en el cuerpo espiritual. Esto desconecta las capas de su Cuerpo de Luz y las funciones entre la mente y el Alma, lo cual da como resultado a un ser energéticamente fracturado, deshumanizado y extremadamente frágil. La gente abusiva y abusada no tienen sentido de coherencia, limites personales o respeto hacia sí misma; ello los hace fácilmente controlables a nivel mental, viéndose condicionados a una mayor infiltración oscura y esclavizamiento de su consciencia. Los individuos son deshumanizados a propósito, para que piensen de ellos mismos como si fueran animales y para portarse como tales (generalmente incluso menos que animales ya que los animales no matan por deporte). Una vez deshumanizados, son fácilmente fragmentados, debilitados y confundidos.

Atraer y Esparcir Espíritus Negativos y Fuerzas Satánicas: La Fragmentación Álmica a partir del dolor, crea comportamientos divididos energéticamente, los cuales desconectan todos los componentes de las muchas capas que conforman al ser humano, separando los aspectos de la consciencia en diferentes reinos de tiempo y espacio. Un ejemplo de esto es la agenda de separar las conciencias del lado femenino interno y las del lado masculino interno para producir externamente Miseria Sexual y Misoginia. Esta separación y fractura interna del Alma atrae espíritus negativos los cuales pueden formar Apegos. Ellos se aprovechan de la debilidad energética de la persona a través de la manipulación de su dolor, para poder ganar un acceso aún mayor hasta incluso llegar a controlar capas mentales, corporales y espirituales. El espíritu negativo se alimenta de la energía cedida de la fuente del dolor que el ser humano crea. Este ciclo de parasitismo incrementa las heridas espirituales, las cuales producen subpersonalidades.

Producir Álters y Subpersonalidades para así Controlar el Cuerpo: En casos severos de ruptura mental, cuando el dolor extremo lleva a la persona a la disociación como una manera de poder afrontar la situación, en realidad el alma-psiquis está manifestando un mecanismo de supervivencia. Para poder disociarse de la experiencia del trauma doloroso, el Alma y la mente se dividen en subpersonalidades o crea identidades alternas. A estos se les llama álters. La disociación y los álters ocultos con ataduras demoníacas son especialmente comunes en casos de violación y cuando hay extrema brutalidad física. Los álters son escondidos por los miedos internos del niño interno en la mene inconsciente, los cuales actúan para proteger a la mente consciente o al cuerpo físico de percibir más traumas dolorosos. Muchas veces las personas no pueden recordar exactamente qué fue lo que les sucedió, hasta que reciben otra gran herida o daño, hasta que realizan una regresión hipnótica o son llevados a estados de consciencia alterados. Es común que estas personas recuerden qué fue lo que les sucedió muchos años después, ya que borraron temporalmente el tiempo cuando el trauma por abuso extremo tomó lugar. Muchas personas ignoran el trauma extremo porque sienten presiones de sobrevivir en el mundo. Los Álters pueden ser creados en forma no intencional durante la ruptura, en cualquier evento traumático, o pueden ser creados intencionalmente de manera específica, incluso programados como ataduras de identidad las cuales tienen ciertas creencias. Los álters que son programados con específicos sistemas de creencias pueden desempeñar ciertas funciones de manera automática e inconsciente, cuando son activados a un comportamiento específico. Las identidades álter son usadas al programar mentes cuando están en blanco o cuando se han usado métodos de limpieza de consciencia. Las personas que tienen muchos álters, también tienen muchas ataduras demoníacas a estos álters, y como resultado de esto pierden el control sobre muchos aspectos de su propia mente, cuerpo y Alma. La mayoría de gente no es consciente que tiene subpersonalidades, sin embargo esto es extremadamente común en el planeta Tierra. Las subpersonalidades son las que son fácilmente sugestionables a formas de programación de control mental, y llevarán a cabo estos comportamientos cuando sean activadas para hacerlo. Cuando las personas se vuelven inconscientes y pierden el control de su mente o cuerpo, tal como cuando pierden la cabeza por la ira y después no recuerdan qué fue lo que pasó, es porque tienen una identidad álter que tomo control de su cuerpo. Este álter generalmente es manipulado por un ente negativo o fuerza satánica. Existen programas militares oscuros que crean asesinos para matar bajo orden usando palabras de activación, en base a métodos de programaciones del ARS para el abuso espiritual. Éstos pueden ser ataduras parciales a álters programables o posesiones completas de espíritus negativos. Una persona con identidades alternativas escondidas, creadas a través de trauma por abuso, puede alternar fácilmente entre muchos perfiles de personalidad que muestran como una máscara al público. Esencialmente ellos son actores y actrices en una película que es dirigida por espíritus negativos o fuerzas satánicas, y en la cual ellos no saben que están siendo partícipes.

Falsas Proyecciones para crear Actos Destructivos, Autodecepción y Escapismo: Existen entes negativos (ambos, humanos y no humanos) que crean intencionalmente el mayor nivel de dolor y trauma en una persona que perciben como más débil, con el fin de que cometan actos que los coloquen en una posición de servidumbre y esclavización, tanto a nivel mental como álmico. El programa Víctima / Victimario es reforzado a través de la sociedad para incitar pensamientos de desconexión y desempoderamiento. Los entes negativos actúan como el Impostor, imponiendo su voluntad en la mente de las personas. Ellos proyectan falsamente comportamientos negativos, imágenes y acciones, para así llevar a la persona a creer que la opción perjudicial es la única manera de salir de su dolor, trauma y ansiedad. O creer que la falsa proyección es la ruta de escape que le llevará a la dicha y felicidad. La realidad es que cuando la persona comete un acto perjudicial, éste se amplifica y acumula energías dolorosas, lo cual hace que la sensación de dolor interno o adicción sea mucho peor. En el caso de Dicha Astral, la persona vive en un estado de delirio para así evitar cualquier incomodidad o dolor que le causaría ver la verdad de lo que realmente aconteció.

Creer en Engaños de Ataduras Demoníacas y Cordones Astrales: Cada vez que rechazamos la verdad para permanecer cómodos en nuestro sistema de creencias, o para no enfrentar nuestros miedos de autodestrucción, aceptamos mentiras fácilmente. Cuando una persona cree que los pensamientos negativos que recibe de un ente negativo provienen de sus propios pensamientos, y entonces llevan a cabo acciones destructivas, entrega la victoria a la entidad que perpetúa el engaño. Esto se manifiesta como una Ruptura que conlleva a ataduras astrales o ataduras demoníacas. Generalmente las entidades utilizan algún enganche emocional basado en la manipulación del tipo de dolor o trauma que la persona tenga. La fuera oscura se enlazará a si misma a las heridas de la persona, a través del consentimiento otorgado mediante los comportamientos negativos de dicha persona en el pasado o en el presente. Cuando las personas permiten que personas negativas y sin amor accedan a sus genitales, se ven expuestas a ataduras sexuales, dado que las entidades negativas pueden ser transmitidas durante el acto sexual. A partir de ello, la persona verá drenada su energía y será manipulada por una atadura oscura que se ha ligado a alguna parte de su cuerpo humano.

Produciendo Sociópatas y Psicópatas: Finalmente, cuando la persona llega al punto de quiebre y no puede aguantar más el trauma doloroso, se disocia y pierde la habilidad de acceder a sentimientos emocionales a través de un corazón roto y oscurecido. Algunas de estas personas reencarnan una y otra vez, en este estado astillado y herido del Alma, reviviendo los mismos traumas repetidamente. Talvez ellos usan formas de escape a través del uso de drogas, Adicciones u otras formas de anestesiarse y retraerse. Quizás deciden ser victimarios, para continuar el ciclo del abuso para infringir el increíble dolor que ellos mismos han sufrido a manos de otros. Una cosa es certera: ellas son utilizadas como peones en el tablero del juego de ajedrez del Abuso Ritual Satánico perpetuado por el Plan de Alienígenas Negativos, y muchos no son conscientes de la realidad espiritual en la cual están viviendo. La falta de empatía y compasión que tenemos por nosotros mismos, al igual que por los diversos serios abusos que son cometidos contra otros, es lo que produce narcisistas, sociópatas y psicópatas. Cuando el corazón humano ser tompe y el Alma se desconecta, se generan distorsiones extremas de comportamientos enfermos y mórbidos. Estos son los principales objetivos detrás del Plan Mundial del ARS.

Educando a la Comunidad Espiritual para ser un Observador Compasivo

Si descartamos la dimensión espiritual de la esclavitud generada por el control mental y su historia de experimentación en el público humano, tal y como está sucediendo en este planeta, en ese caso estamos descuidando la observación de los cimientos del sistema completo de control mental, derivado del Plan de Alienígenas Negativos. Muchos de estos métodos de ARS se relacionan con la creación de masas de títeres humanos, como resultado deseado, por ejemplo los métodos que los Alienígenas Nórdicos entregaron a los Alemanes bajo Hitler para conectarse al Programa del Sol Negro. El vehículo principal para la programación del Abuso Ritual Satánico es incitar el terror total en sus víctimas, a través de encontrar maneras de invocar repetidamente ese terrorismo y miedo sin indulto de dolor y ansiedad. Para incitar total terror en sus víctimas, el programador del ARS y el Controlador que actúa en virtud del Plan de Alienígenas Negativos, pretende ganar control absoluto sobre todos los aspectos de esas personas.

Como resultado, muchas víctimas del ARS tienen profundas fobias y poderosos miedos de abusos horríficos que fueron cometidos en contra suyo y que nunca serán creídos por los demás. Muchos terapeutas entrenados en medicina y psiquiatría convencional traumatizan severamente, incluso aún más a las víctimas del ARS, cuando niegan la autenticidad de sus experiencias. Tradicionalmente, los psiquiatras han tratado a estas víctimas como si su abuso no fuese más que un delirio psicótico sin sentido, infundiendo en ellos aún más sentimientos de culpa, vergüenza y miedo a hacer el ridículo. Para una víctima de ARS, superar los increíbles miedos internos de decir la verdad públicamente, después de muchos años de amenazas para que no cuenten su historia, es un obstáculo gigantesco de dolor que deben superar. Como parte de la comunidad espiritual, debemos estar conscientes del hecho que a diario ocurren abusos desenfrenados hacia la raza humana, a través de una variedad de métodos de Abuso Ritual Satánico. La profesión de Psicología no está equipada para manejar ninguna clase de dimensiones mentales o espirituales de la humanidad, mucho menos para reconocer la existencia del increíble trauma que involucra el ARS. De manera urgente es necesario que podamos colocarnos en el lugar de Observador Compasivo y tener la habilidad de mantener un espacio sin juicio hacia estos individuos, al mismo tiempo seamos conscientes de la propaganda que existe en promulgar que el ARS no existe y que es una fantasía fabricada por un grupo de gente psicótica.

El reconocimiento de la verdad, por dura que sea, junto con nuestra disciplina de nutrir nuestra relación directa con el poder el espíritu de amor infinito de Dios, nos libera. Todas las formas de negación de la existencia de dimensiones espirituales, al final generan daños de engaño en nuestra vida. No podemos rechazar la naturaleza de qué y quiénes somos como seres espirituales, y debemos reconocer que compartimos esta Tierra con muchos otros tipos de fuerzas espirituales. Tenemos una mente y un cuerpo físico que están interconectados y complejamente entretejidos con nuestra Alma y Espíritu; por eso, debemos integrar todos nuestros cuerpos para ayudar a traerlos nuevamente hacia un estado de Equilibrio a fin de poder sanar el verdadero corazón de la humanidad.[1]


Referencias

Véase También

ARS

Satánico